Historia y Características del labrador

Historia y características del labrador:

El antepasado del labrador es el “perro de St John”; el nombre de la ciudad de la Península del labrador, en la provincia canadiense de Terranova y labrador.

Los pescadores de St John usaron al perro de St John (antepasado del labrador) para ayudar a jalar las redes  con las que pescaban el bacalao. (Aunque usted no lo crea).

Identificado y descubierto por los aristócratas ingleses, fue introducido en Inglaterra a principios del siglo 19.

Sus cualidades excepcionales en la caza inglesa fueron aprovechadas por los ingleses en el este deporte que los han caracterizado y el cual amaban.

La raza comúnmente conocida como “labrador”, es fijada a principios del siglo veinte en Inglaterra.

El labrador, cuyas calidades son numerosas, es por hoy la clase de perro más extendida en todo el mundo; el labrador es parte de los “Primeros 20” en la clasificación de las inscripciones en el LOF por la clase y raza del perro.

Características:

El Labrador es de tamaño medio, siendo en peso y talla las siguientes:

– la talla del macho oscila entre los 53 a 59 cm. Su peso puede variar entre los 30 a 35 kilogramos.

– la talla de la hembra es de 51 a 58 cm. El peso varia normalmente entre 28 y 33 kilogramos.

Sus pasos son firmes y elegantes  su porte es imponente y transmite respeto, aunque su cuerpo sea algo redondo; su pelo es corto por lo que no requiere un mantenimiento especial o particular.

El color de su pelaje puede ser negro, amarillo o marrón.

Sus orejas normalmente son caídas y los ojos son de color marrón o avellana. Nuestro amigo se clasifica entre los perros más inteligentes del mundo, al lado; por ejemplo, de su primo el Golden Retriever, Border Collie o el pastor alemán.

Características que los hacen un perro muy especial.

Tiene un carácter suave, es realmente cariñoso, atento; está muy cerca de sus amos y no les gusta la soledad, se identifica mucho con los niños y es un gran guardián para estos.

Apreciado por los cazadores por sus cualidades ya que es el que pone fin al juego, el Labrador es un perro  doméstico muy agradable.

También se utiliza como perro de asistencia a discapacitados, siendo un apoyo muy grande para las personas ciegas aportando el papel de lazarillo; su carácter e inteligencia hacen de este animal un elemento fundamental en la ayuda contra el crimen; siendo apoyo especial en la policía. Así como muchas otras funciones donde su muy buen sentido del olfato, su inteligencia y su carácter excepcional entran como papel principal en el juego.

Muy sociable, paciente y sin agresividad, el Labrador es un perro ideal para adultos y niños.

Debemos de ser claros y decir que aunque tiene muy buena reputación en todas las cualidades antes descritas, No debemos perderlos de vista sobre todo cuando hay niños pequeños en casa más aun si son visitas o este visitante es otro perro; independientemente de la raza.

El Labrador es adaptable y puede aclimatarse a la vida en la ciudad, es muy importante agendar el tiempo necesario para hacer el ejercicio que necesita diariamente.

Codicia!

No deje un paquete de croquetas a su alcance o comida pues créeme desaparecerá por completo, debes sacar las cantidades necesarias para darle diario. Es muy importante tomar en cuenta este detalle pues los labradores tienen tendencia a subir de peso lo cual afectaría sus caderas y hueso en sus patas. Debemos de estar pendientes en darle solo las cantidades recomendadas por el veterinario de acuerdo a su talla.

Deja un comentario